Buscar
  • rocioabellalevita

La importancia en nuestra comunicación.

"Entre lo que pienso, lo que quiero decir, lo que creo decir, lo que digo, lo que quieres oír, lo que oyes, lo que crees entender, lo que quieres entender, lo que entiendes, existen 9 posibilidades de no entenderse"


La complejidad de la comunicación humana es objeto de estudio hace muchos años, la palabra comunicación proviene del latín "communicatio" que significa compartir, intercambiar, poner en común.

Las personas estamos comunicándonos continuamente para transmitir nuestras ideas, recibir información, adquirir conocimientos, relacionarnos con los demás, etc.

Cuando se produce un intercambio entre dos interlocutores, intercambian lo que dicen y lo que muestran en la comunicación no verbal, y lo que dicen está fundamentado por lo que piensan y sienten, coloreado por lo que opinan de sí mismos, del otro y del tema que les ocupa.

Cada vez que hay un intercambio es responsabilidad de ambas partes, tanto del emisor del mensaje como del receptor, para que la comunicación sea clara y no se produzcan malos entendidos.

Muchas veces no nos damos cuenta de lo que decimos o cómo lo decimos, de la misma forma que no nos damos cuenta de lo que el otro nos está diciendo, en varias oportunidades únicamente escuchamos para responder y no para entender.

Poner en práctica la escucha activa ayuda a que la comunicación sea un punto de encuentro y no de desencuentro.

La escucha activa tiene cuatro características:

-Prestar atención a lo que se está diciendo.

-Pedir a la otra parte que diga en forma cuidadosa y clara lo que quiere decir.

-Solicitar que se repitan las ideas si hay alguna ambigüedad o duda.

-Proponernos que mientras escuchamos no estaremos pensando en la respuesta.


Estilos de comunicación:


Estilo de comunicación agresivo.

Las personas que utilizan este estilo tratan de imponer su criterio y conseguir sus objetivos sin importarle la opinión ni los sentimientos de su interlocutor. El modus operandi es el uso de estrategias como amenazas, intimidación, sarcasmo, acusaciones, sentimiento de culpabilidad, enfado y reproches.

Estas son las frases más comunes que podemos decir o escuchar cuando nos comunicamos desde este estilo:

-"tenés que"

-"debes que"

-"no te permito"

-"deberías sentirte mal"


Estilo de comunicación pasivo o inhibido.

Los individuos que se caracterizan por este estilo, inhiben su comportamiento con tal de evitar cualquier confrontación con otra persona. Tienen una excesiva necesidad y preocupación por agradar y sentirse aceptado, a menudo, se sienten incomprendidos o manipulados.

Estas son las frases más comunes que podemos decir o escuchar cuando nos comunicamos desde este estilo:

-"no sé, quizás"

-"si, tal vez, puede ser"

-"lo que vos quieras"

- "como vos digas"


Estilo de comunicación asertivo.

Este estilo es el intermedio entre el estilo agresivo y el pasivo y es característico de las personas que son capaces de defender sus propios intereses y opiniones al mismo tiempo que respetan que los demás tengan los suyos.

Es el único estilo de comunicación que facilita la relación entre las personas.

Significa expresar lo que pensamos, sentimos y deseamos de forma clara, respetando a los otros en sus pensamientos, sentimientos y deseos. En la comunicación se buscan soluciones satisfactorias para ambas partes sin ninguna intención de manipulación.

Estas son las frases más comunes que podemos decir o escuchar cuando nos comunicamos desde este estilo:

-"a mi me parece"

-"yo creo, yo siento"

-"a mi me gustaría"

-"¿vos qué pensas al respecto, qué sentís?"

-"¿qué te parece?"


Aunque es el estilo de comunicación más efectivo, resulta por momentos complicado ser asertivos en todas las situaciones y con todas las personas con las cuales nos comunicamos. Sin embargo, existen métodos y herramientas que nos ayudan a aumentar la fluidez y la frecuencia de uso de la asertividad.

13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo